DE MOCHILA POR QUITO: CAPITAL SUDAMERICANA DE LA CULTURA

Y llegamos a Quito, capital del Ecuador y como no iba a ser menos, sede de la locura, contaminación y estrés colectivo, como cualquier otra gran ciudad, pero que aún así, mantiene viva su historia y su cultura en cada rincón.

Llegamos de Otavalo a las 13h después de un viaje en guagua de unas 2 horas. Nos tocaba ahora caminar para buscar un hostel donde pudiéramos pasar la noche y que estuviera acorde a nuestro presupuesto. Anduvimos preguntando por varios, todos con unos precios medios de entre $12 a 15, pero no paramos la búsqueda hasta que dimos con uno que nos cobraba $8 la noche, precio que a nosotros nos convenía, y además valorando la ubicación nos venía de perla (H. Centro del Mundo).

Dejamos nuestras mochilas, y sin tregua alguna, salimos en busca de algo para comer. Como es costumbre en Ecuador, (que desde aquí hacemos un llamado a todos los bares y restaurante del mundo), los típicos “almuerzos”, nos salvaron otra vez la vida. Por tan sólo 3$ comes un primer plato, normalmente una sopa de alguna verdura, o de pollo, un segundo, con un pescado o carne, más el arroz y la ensalada, más un jugo natural y postre.

Seguidamente a nuestro banquete, y ya con las baterías recargadas, comenzamos a caminar por las calles de esta gran ciudad, pudiendo ver muchos resquicios de la cultura colonial española, además claro está, de la inminente raza india, de los verdaderos indígenas de este continente. Estuvimos toda la tarde caminando por el casco histórico, conociendo, visitando, fotografiando, hasta que, de buenas a primeras, empezó a tronar y a llover como si el cielo se estuviera resquebrajando en mil pedazos, por lo que nos tocó correr.

Una vez en el hostel, nos dispusimos a hacer la cena, para así, al día siguiente levantarnos temprano, y seguir con el planing que teniamos programado, que tampoco era muy extenso ya que lo único que queríamos era salir corriendo de esa gran ciudad. Nuestro ritmo, después de haber vivido en Ayampe durante tanto tiempo, se había ralentizado y ya el corre corre de la ciudad  nos estaba agobiando.

A la mañana siguiente, desayuno y manos a la obra;  nos dispusimos a visitar el famoso “Centro del Mundo”  Latitud 0ª, que es lo que le da el nombre a este país y que es uno de los lugares más visitados de Ecuador.

Como ya es costumbre, lejos de contratar una excursión decidimos hacerlo por nuestra cuenta. Primero, una guagua que tarda aproximadamente 1h en llegar. Una vez allí, nos planteamos una serie de cuestiones que aunque ya sabíamos debíamos de resolver en el acto, ¿Entramos al museo/monumento? O ¿buscamos el verdadero centro del mundo?

Buscar el verdadero centro del mundo, sí, así es. Decimos buscar el centro del mundo porque realmente donde se construyó este armatoste de cemento que dice que está en el centro del mundo, no lo está, realmente se encuentra a 7º sur de la línea equinoccial. El verdadero punto 0º, se encuentra a unos 300 metros más al norte de este complejo, en unas ruinas que están en una montaña  cercana. Valoramos la opción de llegar hasta ese lugar, pero como no iba a ser menos, ni una señal, ni un cartel, nada de nada que te pudiera llevar hasta allí, por lo que decidimos ir al complejo y ya después, con más información poder llegar hasta la verdadera Mitad del Mundo.

Enseguida nos dimos cuenta que en el complejo, lo que más importa es sacar el dinero a la gente (como la mayoría de recursos turísticos del mundo), empezando con que te cobran  $3.75,  y terminando en que con ese costo no puedes entrar  al museo más importante, ni al planetario, solo caminar por los caminos de cemento y acceder al parque de los niños, si quieres ver más, paga más, y todo esto sin ni siquiera, un guía.

Después de tomar algunas fotografías típicas del lugar, de pasear por todos los caminos a los que teníamos acceso y comer algo, nos decidimos a volver al hostel, ya que todas las opciones que teníamos en el centro del mundo, habían llegado a su fin. Pocas ganas nos quedaron de seguir investigando y buscando el verdadero centro del mundo, que a fin y al cabo resultó ser un utopía más, una line imaginaria más que traza el hombre para medir, cuantificar y separar lo que no logra abarcar con la vista.

 

Quito

Flickr Album Gallery Powered By: WP Frank

Publicidad

advertisement advertisement advertisement advertisement